Conservación del producto

      Conservación del producto

      El producto debe estar sometido a conservaciones periódicas.

      • Los elementos de metal se pueden limpiar con un paño húmedo y un poco de detergente suave. Tras la limpieza hay que secar bien el producto para evitar corrosión.
      • Las tapicerías se pueden limpiar con un paño húmedo y un poco de detergente suave.
      • No lavar la tapicería en la lavadora, no centrifugarla ni dejar mucho tiempo en remojo. (No utilizar blanqueadores).
      • No someter el producto a los rayos del sol prolongados, porque la tapicería y los elementos de plástico pueden sufrir decoloraciones o deformaciones.
      • Las piezas móviles deben conservarse periodicamente con productos de lubricación.
      • Hay que comprobar frecuentemente los cinturones de seguridad y otros elementos regulables.
      • Hay que limpiar las ruedas, los frenos y elementos de suspensión periodicamente de arena, sal y otras suciedades (no usar grasas en lugares donde puede meterse arena).